Events

For more events in Latin America, visit kawasaki-la.com kawasaki-la.com



  • Kawasaki Event Image
  • Kawasaki Event Image
La rabia le quito el frio a Guldman- Calama
1/14/2015
 
Cristóbal Guldman mostró en la segunda parte de la maratón Uyuni-Iquique de qué está hecho.  Con un tiempo de 5 horas, 20 minutos y 46 segundos, completó una especial extraña y difícil.  Su posición en la etapa fue 65, el tercer mejor chileno y su ubicación en la general saltó al puesto 54.  Impensable para un debutante, pero esperable para el hombre que ha estado involucrado durante años al Dakar.
 
La etapa de la discordia
 
Había malestar entre los pilotos luego de la primera parte de la maratón Iquique-Uyuni.  Las condiciones climáticas no fueron las más favorables y muchos llegaron al campamento con hipotermia y problemas mecánicos.  Así que, para el segundo día, de regreso a la capital de la Región de Tarapacá, el escenario no era cómodo para nadie.
 
La largada de este lunes tuvo un momento solemne con la presencia del Presidente de Bolivia, Evo Morales, quien no cedió ante los 8 grados bajo cero que partían la cara de los pilotos de motos y quads en el Salar de Uyuni.  Cristóbal Guldman arrancó con su ropa aún mojada y mordiendo el malestar por una maratón demasiado exigente para el cuerpo, cuando en realidad las máquinas son las que deben ser llevadas al límite. “Conversamos con otros de que era mejor no largar porque ayer nos agarró una tormenta donde los ríos crecieron y el agua nos llegaba hasta los estanques.  Querían largar a las 6 de la mañana con una temperatura terrible”, dijo el piloto nacional.  Finalmente la cronometrada comenzó cerca de las 8 am.
 
El recorrido partió mal para muchos. Problemas de navegación, motores reventados, sistemas eléctricos acabados y más lluvia.  “Me sentí más o menos en esta etapa, no me gustó esta ruta. Nos hicieron hacer cosas que no se hacen con las motos, como meterlas a un salar.  A los cien kilómetros fallaron todas”, expresó Guldman, quien especificó que su máquina recién comenzó a funcionar mejor al entrar a Chile, cuando la chusca (viento del desierto) secó la sal.
 
La organización hizo eco de las malas condiciones en las que estaban los pilotos, 46 con hipotermia, abandonos y problemas en los GPS que obligaron a suspender la etapa en el kilómetro 378 (WP8) dejando el resto del camino como enlace, para reanudar la cronometrada a 38 km de Iquique, con el cierre en el campamento.
 
Y es ahí donde Cristóbal Guldman aprovecho toda su experiencia en el desierto chileno y afiló los dientes para recuperar tiempo en su tierra.  Llegó a la meta cansado, con la cara llena de sal, pero contento, olvidando en parte el enojo por las malas condiciones de la carrera, porque sabe que este Dakar no le ha quedado grande.
See all the events in Chile